Protección uv en textiles

.
Sabemos bien que largas exposiciones a la radiación ultravioleta (UV), puede provocar importantes problemas en nuestra salud. Ello, agravado por la disminución de la capa de ozono, lo que provoca un aumento de radiación ultravioleta procedente del sol, que llega hasta la tierra.

Podemos clasificar las radiaciones ultravioleta en:
UV-A (400-320 nm)  y  UV-B (320-280 nm)

Estas radiaciones, pueden provocar el envejecimiento de la piel humana, produciendo quemaduras y cáncer de piel.
. .

Antonio Solé Cabanes
 
CONSULTOR EN CALIDAD
.
¿Qué ocurre cuando la radiación solar, y por lo tanto la radiación UV incide sobre un tejido?


Cuando la radiación solar incide sobre un tejido, sucede algunas de las siguientes tres situaciones, la radiación solar puede ser
dispersada, absorbida o reflejada.
Los textiles que ofrecen protección UV garantizan una mínima exposición de la piel a las radiaciones UV procedentes del sol. Ello es especialmente importante en prendas destinadas a ropa deportiva, bañadores, ropa de trabajo para exteriores, toldos, sombrillas, etc. Gran número de productos textiles, permite el paso de los rayos UV, en mayor o menor cantidad. Para ello, ha de determinarse el grado de protección ultravioleta de los textiles, también conocido como FPU.
De este modo se relaciona el FPU (factor de protección ultravioleta) con la cantidad de radiación ultra violeta transmitida y absorbida.

. . Tejidos con FPU entre 15-24 se considera una buena protección porque transmiten entre un 4,2-6,7% de radiación UV.

Tejidos con FPU entre 25-39 se considera una protección muy buena porque solo transmiten entre 2,6 y 4,1% de radiación UV.

Tejidos con FPU igual o mayor a 40 se considera una protección excelente porque transmiten menos del 2,5% de la radiación UV.
. .

Protegen mejor de las radiaciones UV, prendas de vestir frescas, ligeras, que cubran la mayor superficie corporal y con FPU mayor de 30. Hay que tener en cuenta que, una cosa es combatir el calor con ropas frescas, tejidos naturales y claros y otra protegernos de las radiaciones. Uno de los factores más importantes en la capacidad de proteger contra las radiaciones UV de un textil, es la materia que lo forma.


Parámetros de los que depende el nivel de protección UV de un tejido.

LA ESTRUCTURA DEL TEJIDO

A mayor grosor, mayor protección UV. A mayor compacidad o densidad, mayor protección UV.
EL COLOR
Los colorantes textiles, tienen capacidad de absorción de los rayos UV, en mayor o menor grado, aumentando en cierta manera, el factor de protección.

La protección será mayor, cuanto más oscuro sea el matiz, en un determinado tejido y colorante.
.
LA FIBRA O FIBRAS QUE LO FORMAN
Fibras que presentan altos valores de FPU son la lana o poliéster. En cambio, las de algodón, seda, poliamida o acrílica, sólo una pequeña absorción de los rayos ultravioleta.
Hay que indicar que existen en el mercado diferentes fibras químicas, que incorporan en su estructura productos que aumentan sus valores de FPU.
También existen productos de apresto que se aplican a fibras, hilos o tejidos, los cuales les confieren mayor grado de protección FPU.
Las fibras químicas convencionales con protección UV, suelen contener porcentajes del orden del 5 al 10% de materias cerámicas, fundamentalmente óxido de titanio.

APRESTOS Y ACABADOS
Se puede mejorar el FPU de un tejido, en función de los diferentes procesos de acabado que se le pueden aplicar. Por ejemplo, un acabado a base de encogimiento compresivo (SANFOR), aparte de proporcionar al tejido mayor estabilidad dimensional, por el hecho de compactarlo, aumentará también su valor FPU.
También se puede mejorar el valor del FPU de los tejidos, mediante la aplicación sobre éstos de determinados productos de apresto. El óxido de titanio es muy utilizado, ya que tiene la capacidad de absorber los rayos ultravioleta de la fracción espectral comprendida entre 280 y 400 nm, reflejando la radiación visible y la infrarroja.
Por el elevado efecto de reflexión, impide que los tejidos se calienten en exceso, dando una elevada sensación de confort.
Otro producto muy utilizado, es el óxido de zinc, el cual se puede combinar también con el óxido de titanio, para mejorar el valor FPU.
También se utilizan materiales que poseen alta reflexión de la radiación solar, como son el aluminio y el silicato de aluminio.

En lo referente a productos químicos orgánicos utilizados para mejorar los valores FPU de los artículos textiles, podemos citar a los tres siguientes: Benzotriazol, hidrobenzofenona y feniltriazina.

Por otro lado, existen métodos especiales de acabado que aumentan la absorción de los rayos UV de los textiles sin modificar sus propiedades, como aspecto, tacto.

En este sentido, actualmente se dispone de productos para la mayoría de fibras, los cuales se pueden aplicar según los procedimientos usuales del acabado textil.

Existen en el mercado productos de apresto que pueden aplicarse a las fibras, con objeto de mejorar sus valores de FPU, y que se aplican por agotamiento o por impregnación, fundamentalmente sobre fibras de origen natural.
Por otro lado, existen métodos especiales de acabado que aumentan la absorción de los rayos UV de los textiles sin modificar sus propiedades, como aspecto, tacto.
Algunos productos de apresto utilizados para mejorar los valores UPF son:

RAYOSAN (Clariant) en tejidos de algodón.
TINOFAST CEL (Ciba) en algodón y sus mezclas.
TINOFAST PES (Ciba) en fibras de poliéster.
Los artículos textiles, pueden ser etiquetados según UV STANDARD 801, mediante una etiqueta como la que se ilustra. .
Por Antonio Solé Cabanes
para Red Textil Argentina


Ingresar a la Red

Textil Amesud
Itma 2015
Guilford Express
Galfione y Cia.
Laboratorio de ensayos textiles
Fundación ProTEJER
Flaqt
Zahori Silk
Scrander Estudio
Tintorea Natur
smart.arg@hotmail.com

Recibir newsletter

Redes Sociales

  • Facebook: redtextil
  • Google+: 112257653316797549508
  • Linked In: in/redtextil
  • Twitter: redtextilarg
  • YouTube: user/redtextilarg